13/5/12

Sueño inesperado

La vi, y supe que mi vida iba a cambiar, Y todo por una noche, así fue, ¿Habrá… sido casualidad? O… ¿Ya estaba escrito? No lo sé, ni quiero averiguarlo, Pero bendigo esa noche. Recuerdo haber visto sus ojos, Ansiaban deseo y pasión, Aquella mirada atravesó mi corazón, Y así fue como empezó. Aquellos ojos oscuros, Que escondían muchos secretos En mi se fijaron. Sus labios, ¡OH Dios!, Suaves y peligrosos, donde Un cruel pecado me esperaba. Mi corazón palpitaba rápido, Mientras que mi cuerpo temblaba, Y mi respiración se aceleraba Cuando mis ojos se deslumbraron Con su sonrisa. Recuerdo su piel, suave y delicada Como los pétalos de una rosa Pero a la vez peligrosa Porque guardaba la pasión carnal en ella, ¿Acaso una rosa podría defenderse con sus espinas? Nunca hubo una gran comunicación, Ya que fueron nuestros besos Y caricias las que hablaron Por todo nuestro cuerpo Sin cesar. Pero… …¿Qué sería del día sin el Sol O una noche sin Luna? ¿En dónde quedará el cantar del ruiseñor? ¿Acaso esto es amor?, No lo se. Sentía algo raro surgiendo en mi cuerpo, No sabía si era malo o bueno, Mi mente estaba en blanco, No sabia que hacer, Aunque… sólo podía pensar en ella, Nada más me importaba. Lloro, del dolor que me dejó, Pues, su piel aun saboreo. Tengo miedo a olvidarla, ¡Perdóname Dios si es esto un pecado! Pues el pecado es pasión y la pasión es pecado. Te confieso, Que ni su nombre sé, Y aunque todo fue un sueño Es por eso Que maldigo esa noche.

**Zaira**

No hay comentarios: