25/5/11

Necesito sentir tu piel

Me lo pediste con el corazón en la mano, con el deseo en todos los poros de tu cuerpo. Con la voz y con la mirada, con los dedos; lo sé. Nos habíamos encontrado, como tantas veces. Pero en esta ocasión todo era distinto. Había sido después de.. y yo quería saber,deseaba hablar, conocer, preguntar . Porque lo que deseaba en el fondo era encontrar una razón, un motivo, justificar, intentar comprender, asimilar, masticar. Todo aquello que había sucedido y que no tenía para mí, ningún sentido, a priori. Pero era difícil encontrarlo, porque tampoco tenía, tiene ni tendrá sentido para ti. Es simplemente una acción más de tu absurda forma de ser. Y tras una larga charla, en aquella habitación, yo sentada en el borde de la cama, y tu en la silla, cerca ambos, con las manos enlazadas, y con presiones constantes de nuestros dedos, mientras hablábamos atropellándonos el uno al otro a veces, o escuchando en silencio otras, bañado el ambiente en lágrimas, en suspiros entrecortados, en lamentos… Tras todo eso, nuestras bocas se habían acercado, y nuestros labios empezaron un trémulo encuentro. Un intercambio de besos cortos, primero, seguidos de golpes de boca, mezcla de rabia y pasión, de roces intensos, de juegos largos, de contacto constante, solo de nuestras bocas..
**Zaira**

1 comentario:

VCM dijo...

Tras la mirada...Lasa bocas..
Después lo que ha de venir...

Besos

VCM